domingo, 16 de agosto de 2009

hecho noche

nos volimos invisibles, oscuros, faltos de luz.
- sos un hijo de puta. yo planificando mi vida y vos en cualquiera. encima me venís a decir que le chupaste a concha y ahora te da miedo de algo?
fue una noche de tres días perdidos en una niebla de desilusión, dolor, sinceridad. le había dicho a mi esposa aquello de lo cual temía. no tenía certezas, pero creía protejerla de aquel modo.
- pero cómo vas a hacer algo así? en qué pensabas? no quiero que vuelvas a hablarme.
cerró la puerta y fue a casa de su madre.
la habitación quedó vacía. estuve en silencio sin pensar todo lo que quedaba de la madrugada.


de pronto había roto todo lo bello,todo desde la verdad, era hora de reparar todo con mentiras.


así, un día la llamé(no a mi esposa) y le dije que en realidad nunca le había contado a mi esposa, que eso lo había inventado. supuse que era una forma de liberarla. no me refiero a una resposabilidad que no tenía ella. fuí yo el que habló. pero imaginé que pensaba que si no hubiera salido con este imbécil aquella chica-mi esposa- no hubiera sido lastimada.
de ese modo, salía de mi sinceridad e intentaba arreglar las cosas que no se arreglan.

No hay comentarios: