lunes, 19 de octubre de 2009

Infidelidad

Antes pensaba que la infidelidad era algo innecesario.
Si me gustaba otra chica, si me sentía atraído por otra mujer, pensaba que había algo que faltaba. La relación terminaba y yo continuaba mi camino.

Eso fue hasta hace un año.

Ahora comprendo, o intento comprender las formas en que se da el amor, la cercanía que puede ocurrir entre dos personas, el magnetismo, la ansiedad, la curiosidad.

Hoy soy otro, pero casi el mismo.
Entiendo algo. Me gusta sentirme mimado, cuidado, cuidar, mimar.
Me gustan los nervios de una cita, el enamoramiento, la tensión.
Me encanta coger con vos. Me encanta querernos verdaderamente aunque solo sea de a ratos. Sería capaz de dejar todo por otro turno en un hotel de microcentro aunque luego vuelvas a tu vida de casada, de madre, y yo patee los bartulos de mi vida.

Porque me gusta y disfruto cuando una mujer me abraza.
Ese soy.

sábado, 17 de octubre de 2009

belleFemme - Climax

Estabamos en lo mejor de conocernos luego de la segunda vez de encamarnos, de hacernos el amor, luego de que "el amor nos haga a nosotros" diría chicaPastiche.

Era pura pasión. Caminaba a encontrarme con ella en un almuerzo, paréntesis en el día laboral, iba erecto. Si pensaba en ella me encendía.

Caminamos unas cuadras mientras yo adivinaba:
- se supone que por acá hay un hotel...
lo encontramos, y lo habitamos.

- Dame dos minutos, voy al baño.
Quedé solo en la habitación. El celular sonó. No atendí, pero vi el display. Era mi esposa.

Entonces volvió a la habitación y nos miramos a los ojos. Su mirada era de hambre de sexual. Y vino sobre mi. Nos acariciamos parados. Me acostó, me recorrió. Pasó sus tetas por mi cuerpo. Pasó su lengua por mi cuerpo. Pasé mi lengua por su cuerpo. Pasé mi lengua por su lengua. Su mano y mi mano en su boca, en su cuerpo, en su boca. Yo fuera de mi, desenvainándome en cuerpo y mente. Aflorando.

Esa mujer me encanta.

Ahora subió sobre mi, cierra los ojos y se mueve dulcemente. Es hermosa. Siempre.

Quisiera detenerme en ese momento. Dejar el relato ahí, suspendido un segundo antes de acabar, disfrutándonos. Acompañándonos. Intentando se dos, intentando ser uno.

acabamos.

me bañé.

volví a la cama y me tiré junto a ella.
quiero hacerle el amor de nuevo, pero pienso en que tengo que volver al trabajo, y en esa llamada previa que recibí.
Ella me esquiva la mirada, no me mira. Me evade.
- Hablame - le digo.
La veo insegura, frágil. Pero siento que el fallido soy yo. Estamos comenzando a dolernos. Esto pasa cuando dos rengos se cruzan.
- Hablame - le digo. Y no me habla.

Vestimos.
Salimos.
Esquina, beso y adiós.
- Nos vemos el viernes.

Ese viernes no ocurrió. El fucking CallerId del display lo tenía encendido en la frente.

Regine II - y chau

Regine me saciaba.
me vaciaba.

eso, quedaba vacío.

- Hablame en francés, hablame en francés. -le pedía.

Luego bajaba el ascensor en cámara lenta, a solas frente al espejo.
La bragueta calma, las ganas consumidas.

- Esta es la última vez. -dije tres veces, en tres oportunidades distintas. Hasta que fue la última.

No era eso lo que buscaba. Bah, era eso, pero no con ella.

Así de vacío.
Así le dije a Regine:
- No puedo seguir. No es por mi esposa, es por mi amante anterior.
Es que con belleFemme no hacía falta que me la chupara para acabar. Una charla en un café era el cielo. Un abrazo en una cama era todo. Recorrerla desnuda una belleza. Soy un tango con patas.

Regine entendió.
- Me llamó mi ex en estos días.

Ahora cada tanto nos cruzamos por el super, entonces se acerca, pregunta qué voy a cenar y comparte sus recetas conmigo.

lunes, 12 de octubre de 2009

[OffTheRecord] Conversaciones con el mundo

otra foto en blanco y negro de un pasado gris.
esto tambien es pasado:

Atesoro la imagen de tu culo humano, tu sonrisa, tu saludo de esquina, mi palma de tu lengua, sí, mi palma de tu lengua, mi mano en tu pierna de milonga en un taxi de remate, tu p.q, la plaza a la vuelta, plaza francia, todas las plazas de francia, el chicle, el café, el agua mineral, la ensalada, tu sonrisa, mi "te espero" por tu alzheimer, acopio roles inesperados, el kpod acercado por vos, el gato de independencia, mis ojos en tu cuello, tus ojos en el espejo con mi espalda dibujada, lo tengo todo guardado bajo el colchón, donde tambien hay alguna pelusa nuestra.
pero sabés qué? eso ya es mío.

también el cuando dual te solté la mano, y aprendí que todo vuelve cuando actúo a contrapelo de mis ganas.