sábado, 17 de octubre de 2009

Regine II - y chau

Regine me saciaba.
me vaciaba.

eso, quedaba vacío.

- Hablame en francés, hablame en francés. -le pedía.

Luego bajaba el ascensor en cámara lenta, a solas frente al espejo.
La bragueta calma, las ganas consumidas.

- Esta es la última vez. -dije tres veces, en tres oportunidades distintas. Hasta que fue la última.

No era eso lo que buscaba. Bah, era eso, pero no con ella.

Así de vacío.
Así le dije a Regine:
- No puedo seguir. No es por mi esposa, es por mi amante anterior.
Es que con belleFemme no hacía falta que me la chupara para acabar. Una charla en un café era el cielo. Un abrazo en una cama era todo. Recorrerla desnuda una belleza. Soy un tango con patas.

Regine entendió.
- Me llamó mi ex en estos días.

Ahora cada tanto nos cruzamos por el super, entonces se acerca, pregunta qué voy a cenar y comparte sus recetas conmigo.

No hay comentarios: