miércoles, 30 de diciembre de 2009

sábado, 26 de diciembre de 2009

pulcritud

elpulcro y un libro tirado. lo estrujó un poco y cayeron las palabras en piso. un enjambrito a sus pies. las juntó, las apretujó un poco y quedó una esponja rugosa llena de aristas de letras, un enjambre, un garabato.
la humedeció con el mismo almibar empalagosoCursi que usa de tinta.
se desnudó.
y comenzó a exfoliarse.




al pedo.

jueves, 24 de diciembre de 2009

miércoles, 23 de diciembre de 2009

miedo

sí, claro. a lo irreversible.

diván

ella sentada en su sillón rojo. elegante, hermosa. me mira.
yo en silencio absoluto.

- en sintesís, sabés qué? el tema es que esa mujer te impactó. te gustó, te pareció hermosa, te sorprendió con su sexualidad, te atrapó con las clases, midió bien sus
palabras. es obvio que con esas carácterísticas te generara algo. y en tu caso, bueno, te gustó mucho. a pesar de lo que ocultaba y alcanzaste a ver, su independencia, su seguridad, su fragilidad, su inteligencia. te gustó que te invitara, que en la cama estuviera abajo, arriba. con ganas. que te desee, desearla.

eso. me imaginé que me decía todo eso, me lo imaginé.
pero ambos estabamos en silecio.

- mejor seguimos la próxima sesión- dije desde el diván.
pensé en la palabra "sexión".
- querrás decir 'comenzamos'. estuviste una hora en silencio.
- ...




y pagué con moneda corriente de curso legal

domingo, 20 de diciembre de 2009

pitucones

ella dice que a mi me pasa otra cosa, que tengo que resolverlo, y lo dice así:
- a vos te pasa otra cosa, tenés que resolverlo. te digo que me gustan las películas romásnticas y pochocleras y me decís que te recuerda a ella. todas te van a recordar a ella. no estás caliente conmigo, estás caliente y nada más. yo vengo digo algunas palabras que se acoplan a tu fantasía y me decís que estás caliente. pero no es conmigo.

esta chica que habla la tiene clara pero no quiero mostrarle que tiene razón. aunque lee toda esta pus que escribo y conoce la historia de belleFemme. no quiero mostrarle que del otro lado de su teléfono hay un tipo haciendo equilibrio al borde de una cama.

- todos estamos calientes, con ganas y nos vamos encontrando por ahí

continúa.
- por más que te cojas a la del kiosco o a mi, o a cualquiera tenés algo que tenés que resolver. ahora tenés la fuerza, pero en algún momento no vas a poder. y vas a tener la necesidad de hablarlo.

- es que ya está. me duele, ya pasó. no puedo hacer nada... qué tenés puesto?

- una musculosa blanca, un yorcito -(sí. me gusta escrito así)- y una bombacha negra. pero te vas por la tangente. cojer conmigo no te va a curar. estás seco, roto, dolorido. tenés que hacer algo con eso.

- te quiero cojer.

- no va a servir de nada. - me dice precisa.

- no sabemos. todavía no cojimos nunca. todavía no tomamos un café. todavía no te abracé en una plaza.

creo que llega mi esposa, entonces corto.
pero no.
vuelvo a llamarla.

- todo bien? -pregunta.
- sí. todo bien. no puedo hacer nada para que confíes. pero puedo mostrarte los momentos en los que te alejás. a vos no te interesa qué es lo que pasa con belleFemme. lo que hacés es salirte de la situación. analizás, te ubicás afuera de esta charla.

- sí, claro. es así.
- qué tenés puesto?
- lo mismo.

quiero ponerle play al tiempo para que todo pase. no quiero que sepa que estoy triste. yo tampoco quiero saberlo.

- te quedás en silencio... porqué? te aburro?
- si estuvieras acá te abrazaría. ahora te daría un beso. ése es mi silecio -le digo.
- sos raro vos.
- por?
- porque sí. ya sabés, sos un osito cariñoso. pero a la vez me querés cojer.
- es que sí. todo es así. me gusta este mix que soy. te cojería. te abrazaría. me pasa así siempre. me calentás? nos vamos a ver? me gusta imaginarte en esta cama riéndo, besando, hablando...
- no. no nos vamos a ver. todavía tengo dudas.
- son legítimas. yo también tengo mis miedos. dónde estás?
- en la cocina. voy a la habitación?
- dale.

... y todo fue dulzura.

luego hablamos otro rato. me envió uno de sus dibujos, parte de su arte, una foto suya. es hermosa. miro por la ventana de mi cuarto y veo cientos de ventanas de edificios. ahora que cortamos me pregunto cuánta gente sola, lastimada, torpe, desnuda, enmascarada. cada uno de nosotros intentando dejar atrás los dolores, llamando a teléfonos que no contestan, hablando con desconocidos. todos muertos de frío a dormir solitos.


cuántos hay ahí.

sábado, 19 de diciembre de 2009

lluvia

afuera llueve
(no hay) nada como una mujer empapada








donde me adentro

nos perdimos tanto

nos habíamos prometido armar un grupo comando y secuestrar a todos los papaNoeles de las vidrieras, eliminar todo muñeco inerte y sonrienteSinOtraOpción.
habíamos planeado eso.
un grupo de encapuchados recorriendo la ciudad en una combi, secuestrando a esos viejos barbudos vestidos de rojo.
a los de pvc, a los rellenos de gomaespuma, a los de repisa y arbolito, a todos...





teníamos lindas charlas

sin comentarios.

jueves, 17 de diciembre de 2009

caminata

caminé por ahí.
se llama Alicia.
atiende un kiosco.
tiene dos tetas prefabricadas y una simpatía salvaje.
otra vez a montar la obra.






la mesa está servida.

pendejada

fuí. la busqué. sabía donde estaba.
entré a su aula y le devolví el libro y el mapa que me había regalado.
extirpación.





y sí, era la pendejaba que me faltaba hacer.
pero era la única excusa para volver a verla: hermosa, despectiva, dolorido.



el diálogo no existe.
es utopía.

martes, 15 de diciembre de 2009

la gente siempre habla

- nombre?
- elPulcro
- edad ?
- eh?
- sepa que en este circo somos gente muy estricta.
- está bien.
- hubieramos preferido que dijera 'ok', en vez de 'está bien'. comprende?
- ah... comprendo
- perfecto. y usted qué sabe hacer?
- soy malabarista
- ok! experiencia?
- una vez me enamoré de una amante
- mmm...ya veo...






siempre es por hache o por be

lunes, 14 de diciembre de 2009

moebius

recorro.

conozco.

hablo.

insinúo.

luego explicito:
- soy casado. sabelo.

entonces algunas me miran mal por última vez.






es ahí cuando entiendo tus mentiras.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Hasta el arroz se compra por el envase

- Pulcro, deberías corregir lo que escribís
- Para qué? la vida no te chances de correrir, la vida ocurre.
- Sí, pero nunca escuchaste que escribir es corregir?
...








- Es que no me interesa escribir, me interesa la vida.

sábado, 12 de diciembre de 2009

reincidencia

hoy rima tu cintura
y este vaiven
que me atrapa pulcro

editor

- epa! te ví !
- qué cosa?
- estabas corrigiendo, no me lo niegues! te ví!
- no. me estaba ocultando.










uno nunca sabe (siempre se sabe eso)

martes, 8 de diciembre de 2009

(haiku) autodefinido

son siete sílabas y
luego cinco más
terminan otras siete



abreviome.

sábado, 5 de diciembre de 2009

con la sandía calada

- pulcro, qué querés con todo esto? qué es lo que buscás?
- nada. hablo nomás.
- te dijo que te hacés el poeta?
- no lo creo, aunque me gusta la forma y el sonido de la palabra...toda redondita...

- es eso?
- sí. y así se garcha más.
- eh ?
- no, mentira. quiero que me abracen.


- pulcro, si no usás ropa, por lo menos ponete una piel, como todo el mundo.

Fiestas formales

Lo bueno de las fiestas formales, son las mujeres bien vestidas. Aquellas que con sobriedad se distinguen glamorosas.
Ayer fuí a una fiesta formal. Ayer ella estrenó un vestido que la subraya. No puedo esperar a que despierte para subirle el vestido hasta la cintura, comerle el cuello, y cambiarle el nombre.







gracias a la moda, que nos ha dado tanto
me dió dos luceros, que cuando los abro....

miércoles, 2 de diciembre de 2009

cambio de ruta

esta es la historia de una reconstrucción, de una purga, del cambio de piel.
ya niño nuevamente, puro y evolucionado me lanzo al juego filoso dentro de una cristalería. hay límites delgados que atraviezan el living diario, escenas e imágenes que hay que secretar. un silencio complice, un gesto impostado bien puesto. voy camino a la pérdida de la inocencia que ya no tengo, esa ingenuidad distintiva que me sobrevaluaba sin motivo. estoy tan humano como corrupto, pero quiero seguir este sendero un tiempo más. quiero descubrir qué hay detrás de la puerta que ella entornó,





por qué este deseo crece.