miércoles, 2 de diciembre de 2009

cambio de ruta

esta es la historia de una reconstrucción, de una purga, del cambio de piel.
ya niño nuevamente, puro y evolucionado me lanzo al juego filoso dentro de una cristalería. hay límites delgados que atraviezan el living diario, escenas e imágenes que hay que secretar. un silencio complice, un gesto impostado bien puesto. voy camino a la pérdida de la inocencia que ya no tengo, esa ingenuidad distintiva que me sobrevaluaba sin motivo. estoy tan humano como corrupto, pero quiero seguir este sendero un tiempo más. quiero descubrir qué hay detrás de la puerta que ella entornó,





por qué este deseo crece.

2 comentarios:

POEM dijo...

los umbrales nuevos te suben a otra visión distinta. subes a una nueva plataforma desde donde eres mucho más relajado, más transigente, mejor amante...

la inocencia nunca se pierde...

Mónica dijo...

Me gustan los cambios de piel...