miércoles, 23 de diciembre de 2009

diván

ella sentada en su sillón rojo. elegante, hermosa. me mira.
yo en silencio absoluto.

- en sintesís, sabés qué? el tema es que esa mujer te impactó. te gustó, te pareció hermosa, te sorprendió con su sexualidad, te atrapó con las clases, midió bien sus
palabras. es obvio que con esas carácterísticas te generara algo. y en tu caso, bueno, te gustó mucho. a pesar de lo que ocultaba y alcanzaste a ver, su independencia, su seguridad, su fragilidad, su inteligencia. te gustó que te invitara, que en la cama estuviera abajo, arriba. con ganas. que te desee, desearla.

eso. me imaginé que me decía todo eso, me lo imaginé.
pero ambos estabamos en silecio.

- mejor seguimos la próxima sesión- dije desde el diván.
pensé en la palabra "sexión".
- querrás decir 'comenzamos'. estuviste una hora en silencio.
- ...




y pagué con moneda corriente de curso legal

2 comentarios:

Penélope dijo...

Ay las trasnferencias eróticas....

Laila dijo...

la fantasía... que hermosa terapia.