sábado, 13 de febrero de 2010

niño

dalí apareció en el televisor blanco y negro. iba sentado en una silla con ruedas, usaba un traje de neoprene, patas de rana y un snorkel -o algo así. diez periodistas internacionales lo rodeaban, había revuelo.

yo era chico y tomaba mi arroz con leche blanco en el comedor de alguna de todas las casas, intrigado. entonces alguien le preguntó algo.

- voy a descender a las profundidades del inconciente - respondió con toda la vejez de un hombre que no puede empujar su propia silla.

y yo ahí, con mi merienda a cucharadas, la boca llena de arroz, intrigado, pensando en ese señor, en la vejez, en el océano inconciente, en los playmobil, y en toto, mi conejo.



siempre recuerdo ese momento.
una imagen que me acompañó toda la vida.

No hay comentarios: