sábado, 13 de marzo de 2010

ella dijo "hablé con tus manos"

así me había dicho en su email luego de vernos en aquella plaza.
lo cierto es que yo tambien hablé con las suyas, y escribí esta respuesta


4.50 am
estoy de insomnio.
me pasa esto cuando estoy muy caliente. a veces me quedo así esperando que la cabeza se desinfle de las fantasias que dispara. mi novia duerme a mi lado, quedó satisfecha (?) y enreda un aire de paz en el ritmo de su respiración. todavía puedo ver cierto brillo en sus labios como restos de la pasión.
pero quiero más.
pienso en ver algún video, pero me parece de cuarta teniendo tu recuerdo de esta tarde. me calienta más tu imagen de plaza. y me entrego....bah. me entregué..
fue sutil, lento... como las noches de insomnio en las que el tiempo sobra y lo que queda es disfrutar placidamente. primero acompañado, luego solo de la mano de tus recuerdo. fui directo al glande, pero suavemente, lentamente. algo seco y poco a poco humedeciendose. me encanta cuando quedo resbaloso, cuando me miran de abajo la toman con la mano, juegan con el pulgar y la punta de la cabeza, y luego la tragan entre labios apretados. imagino eso.
imagino tus labios diestros como tus dedos en las teclas, pero tus dedos ahora acariciando toda la cabeza hinchada que late suavemente.
no quise acabar, lo hice durar las primer hora de este insomnio. el extasis se veía llegar desde lejos -ojo que me estoy calentando de nuevo- lento, arrastrandose desde el fondo de las sábanas recien cambiadas. un calor, un estallido fragmentado que comienza en todo el cuerpo, tal como esos relámpagos donde primero llega el destello, pero el trueno se demora... sentí como se acercaba, moví mis dedos lentamente, suavemente, como si tu lengua, como si tu boca.
ahora llena.
de mi en vos.
y ella duerme a mi lado, apacible.

fueron dos veces aquí, en mi insomnio,
fui a buscar la notebook, y no pude resistir pasar por el baño. quise intimidad. te imaginé en el baño de la facultad. me encantaría eso. y nuevamente el calor, los ojos hacia at'ras que se cierran, la pérdida momentánea de la conciencia. así debe se un chute de heroína. un momento de desintegración y felicidad, como cuando estalla una estrella y se forma una galaxia. contracción, explosión, contracción, explosión. el universo está creado por orgasmos. el comienzo de los tiempos, y yo en blanco, registrando cada célula que da su presente.en mi cuerpo....

nuevamente, estoy listo. 5AM - dic 08


que nunca envié

domingo, 7 de marzo de 2010

pensativo: auto, ex, y gente

- pulcro, pulcro...!
- eh?
- qué pensás?
- nada.
- decime, qué pensás?
- en mis errores.
- pulcro, ya está. ya está. a otra cosa. no podés perdonarte ?
- no.




- jodete. boludo.

recuerdo

por momentos me inunda una tristeza
es que falta un cierre adecuado,


y no este que tengo en oferta.

martes, 2 de marzo de 2010

se cre ta ria

- sí, aunque no lo crean, esta noche voy.
y salí con la gente del trabajo.

cervezas, conversación amena, lugar con aire acondicionado y la seducción ambiental.
cuellos, hombros, espaldas, tobillos, comisuras, sonrisas, reojos, faldas, escotes.

la secretaria del director se acercó para la foto.
- sentate
y ella se sentó. compartimos el puf y una conversación con más palabras de las que intercambiamos en años de vernos pasar.
yo mareado, alegre. ella un poco más y me habla con la nariz pegada a mi mejilla, siento una de sus tetas en mi hombro. sus palabras pastosas, su sonrisa silvestre.
hablo sin mirarla pierdo la vista apenas más allá de sus rodillas. gira y me habla. cada tanto la miro a los ojos y estamos a breve uno de otro. miradas borrachas que se hablan hasta que la conversación sigue. ahí hay un paso efímero que dar pero nadie lo hace. me habla de su novio, de sus tristezas, que en el trabajo es otra, que no es como parece, que a todos nos pasan cosas como personas, que es bueno que estemos hablando. entonces pregunta por mi esposa. yo trato de contestarle pero sus tetas apoyadas en mi no me dejan pensar, de todos modos hablo en automático. no sé que digo pero se sonríe y le da otro trago a la cerveza. habla de que hace instantes consiguió una bebida gratis y que eso le subió su autoestima. el grupo de gente con la que vinimos se va a bailar a la pista.

- nos quedamos? la conversación está intersante... no?
- claro -le digo. no sé en qué conversación me metí. me puse reflexivo con algo. entonces:
- te quiero pulcro. sos dulce.
- ... gracias. yo tambien te quiero.

quise jugar con el filo. quise quedarme en el límite. nadie puede darle un beso a la asistente del director general así como si nada. no puede ser una casualidad, ella debe dar ese paso. yo espero.

de nuevo me descubro paciente, tranquilo, sin apuro, tal como solía ser. capaz de renunciar a cualquier necesidad. frío pero con ganas.

- él es artista plástico, mi novio. hace unos días en una muestra vino contento a decirme que se había levantado una sueca! a vos te parece? la sueca estaba loca por su trabajo, le compró unos cuadros, y lo quería invitar a cenar. él se reía... pero te parace a vos?

tomo notas mentales, incluso de la forma en como arrastra las palabras sobre el borde de una copa. la saco de esa escena, hablo de otra cosa. estamos borrachos.

- y tu esposa? - pregunta de nuevo.
- con mi esposa está todo muy bien, nos construímos, es la mujer con la que quiero compartir la vida...

sé que ella también está enamorada de su novio. que lo que ocurra esta noche quedará ahí. pero no sé que tanto ocurrirá.

entonces siempre llega alguien, luego otro más... y así somos un grupo nuevamente. todo queda ahí. alguien me habla, otro me abraza y me convida algo para tomar. tomamos. surge una broma, reimos, otra conversación surge... y pasa la noche.

al día siguiente salgo de vacaciones.
algo simple, un poco de complicidad y más, pero sin explicitar.


también hay historias así.