martes, 6 de abril de 2010

buro(filo)cracia

Me encontrás en una esquina, nos saludamos discretamente. Luego buscamos un barcito en la ciudad, un rincón en el barcito, tu cortado, mi agua mineral.
Me preguntás si voy a poner algo en el blog sobre vos. Me insistís. Cambiamos de tema, cambiamos de ámbito. Dos horas después saliendo del hotel parás un taxi y antes de cerrar la puerta me decís que escriba algo, que te mencione.
A mi no se me ocurre nada, me siento un sicario de ilusiones. Camino con los músculos relajados la respiración lenta y contínua.

De dónde salimos? Todo por un trámite, tu lectura naranja, mi curiosidad y una pregunta, tu respuesta y un mail, mis ganas. Seguimos compartiendo esos mails y alguna ocasión. Me escribís a diario y de nuevo me decís que escriba de vos.

Y así, no me sale otra cosa que contestar tu email abierta-mente.

Me hacés pensar. Está bueno.
Algo que ya pasé con otra amiga hace tiempo y varias veces, un tema recurrente hasta que nos aceptamos, es que en realidad no quiero accionar desde ningún movimiento. Claro que creo en las organizaciones, claro que creo en la acción. Soy de los tipos que creen en las pequeñas responsabilidades, y me gusta mantenerlo así, en ese ámbito, en lo que puedo en mi día diario, en mi alcance. Creo que es la parte que me toca, y hasta donde llegan mis ganas hoy. Quizás algún día esté dispuesto a otras cosas. Por ahora me gusta pensar libremente y no pertenecer a ningún discurso de forma total. Digo, hay cosas que me gustan de distintos sistemas de pensamiento, soy esa mixtura, actúo desde ahí, me gusta así. De todos modos, me gusta pensar, conversar, cuestionar-me, escuchar, contradecirme, etc.

La verdad es que me sorprendiste con esa charla en ese mediodía donde suponía que sería sólo un trámite. Me pareció interesante escucharte, dejarme a mi mismo transitar la sorpresa acompañando con algunas pavadas breves que dije. Se dió así. En gral me interesan las personas más que los movimientos. Me gusta el matiz subjetivo antes que el manifiesto escrito. Por eso te decía que me escribieras vos y no tu doctrina.

...
Me quedó esa idea que mencionaste (de la no-Violencia) dando vueltas durante la caminata de vuelta. Luego de un rato me surgió de la nada la idea de Alex, el personaje de la Naranja Mecánica. Un joven netamente violento. Recuerdo que luego del tratamiento que recibe le ocurre justamente eso, siente asco hacia las situaciones violentas. Se descompone inevitablemente. La cuestión es que Alex termina siendo totalmente indefenso, víctima de otras violencias. Claro, la cuestión es que continúa en la misma sociedad tan violenta.

A dónde voy?
A que quizás vea al tema de la violencia -tanto como a otras cosas- importante pero desde la elección. Desde la toma de conciencia de lo importante que es no ejercerla. No tanto como imposibilidad biológica del hombre, sino más bien como acción resultante de una decisión consciente. Me gustaría que los hombres y mujeres eligieran esa no-Violencia, y no que sea algo determinístico.

Veo que lo que decís es cierto. En un principio había pensado el tema de la evolución desde un punto de vista Darwiniano, desde lo biológico. Me imaginé ese asco hacia la violencia (perdón por recurrir al mismo ejemplo gastado) como operador para supervivencia como lo es con los alimentos en mal estado. Pero luego de leerte me doy cuenta de que también existen otros ascos reflejos pero ligados a cuestiones psicologicas. Algo así como para marcar una diferenciación entre un ascoHardWare y un ascoSoftWare. No ? Y ese ascoPsicologico viene dado justamente por estructuras propias, simbolos, el lenguaje, y en definitiva por la crianza, y ahí lo cultural también, no ? Supongo que te referías a eso. Está bueno para mí descubrirlo de este modo.

Ahora, ése discurso -con el cual adhiero- de consideración del otro no deja de ser un sistema ideológico que termina confrontando contra otros sistemas basados en otros valores que por ejemplo encubren el egoismo con premisas como "que gane el mejor", "el mercado tal cosa.. ", etc...

Entonces la evolución no podría ser algo natural, no ? Hacia cuál de todos los discursos en pugna evolucionaríamos? Por que en definitiva conviven fuerzas autoválidas en todas direcciones.
La cosa, entonces, se vuelve más bien política que evolutiva, pareciera?

ahora sí. cumplí, escribí sobre vos.

No hay comentarios: