lunes, 9 de agosto de 2010

carne

parado en medio del living sexual, soy la carne erecta y tampoco. ella también está ausente, no es la que abre la boca y saca la lengua con ojos famélicos, se fué. no sabe que soy yo aquel frente a ella. el frenesí dió lugar a la ausencia y nadie está ahí. sigo erecto sacudiendo mi pija mientras se relame en la breve espera. ya no le importa mi nombre ni siquiera estamos ahí. el morbo final se apoderó de nosotros y todo es carne. podría ser cualquier pija, cualquier boca. todo es carne.
todo.

y esa es la diferencia.

No hay comentarios: