miércoles, 22 de septiembre de 2010

modelito

aquella chica del colectivo, aquella chica hermosa, de ojos bien celestes. esa.
esa resulta que vuelve con el marido desde su divorcio. hay un sometimiento al cual ella no puede escapar, del cual necesita. intento liberarla de aquel hombre mayor posesivo y millonario, aunque sé que es en vano y que confío en mi saber de que es en vano. no me incumbe, pero igual lo hago.

nos vemos de a puchos, momentos breves en bares, shoppings, auto, mucho auto. no se porqué nos calienta la situación vertiginosa. el encuentro breve y condensado. sexual.
me cuenta de los negocios de su marido, del viaje que planea para recuperara, de los amantes de su hermana casada con marido fuera de casa y dpto en la zona de los yates. tiembla cuando habla de su ex(ex-marido) que la controla todo el tiempo. al punto que me preocupa que nos siga en algún encuentro.

...

entonces me mira a los ojos y me pregunta si voy a acabar.
luego nos despedimos con un beso tierno. tragó el semen tan meticulosamente que a penas siento el rastro en aquellos labios.

me da un chequeRegalo para una librería coqueta y me pregunta si tengo mp4.
- feliz fin de año adelantado.
- no quiero nada de esto -le digo.
- es que me gusta cuidar a los que quiero.
- linda, te quiero desnuda, desnuda de todo.

pienso si alguna vez hice regalos y me respondo que sí. pero siempre fue inevitable. cuando regalé un libro o un cd, o una película, siempre intenté regalar una historia. y no encontré otro contenedor dónde portarlas. y claro, la mercancía se filtra inevitablemente en el intercambio.

vuelvo viajando por la autopista. el viento me pega en la cara. abrí las ventanillas para disipar su perfume, pero lo tengo en cada poro dentro de mi nariz inrrascable.
el auto se desliza suave sobre el asfalto lacio, las luces pasan. parece una ciudad tan moderna, tan cordial. ni frío ni calor, la noche.

pero claro, estoy en la autopista, metros arriba del suelo.

1 comentario:

Porteñita Secreta dijo...

Todo un modelito, caballero.

Hace mucho tiempo me pidió que le avisara si El Túnel de mis Piernas volvía a abrirse. Eso vine a avisarle.

Besos con sal.