sábado, 19 de marzo de 2011

nobleza obliga

luego de esos emails surgió importante: nuestras identidades.
quitamos los velos, las máscaras. nos desnudamos, afloraron los nombres detrás de nuestras confesiones anónimas. primero yo, luego de unos días ella. el registro de los diálogos cambió. somos eso, diminutos tecleadores detrás de la distancia abriendo las tripas lanzando aquello que sólo pocos conocidos saben. nos buscamos en la web vimos nuestros ojos fotografiados, nos espiamos ligeramente en las redes sociales.

me sentí totalmente vulnerable, sincerado, entregado, pero tambien libre.
imagino que esto nos une de algún modo, nos acerca, fraterniza. sin que medie nada, ni sexo, ni plan, ni demanda.

así, nuestras historias, fantasías, todo lo que emergió de nosotros al romper los cascarones, nuestros miedos, nuestras ataduras rotas, el cambio de paradigma, el noparadigma, ahora, todo eso ahora son personas. nosotros.

un gusto


a ella: todavía me sorprendo de tu expresividad. de tu pensar, de la forma de ver las cosas. ése es tu tesoro.

No hay comentarios: